Quiénes somos

Federación Nacional de Interpretes y Facilitadores de Lengua de Señas Chilena

La Federación Nacional de Intérpretes y Facilitadores de Lengua de Señas Chilena “FENISCHILE” somos una organización que se ha constituido para abogar por los derechos y el desarrollo de los Intérpretes y Facilitadores que prestan sus servicios en los diversos ámbitos,mediante el perfeccionamiento, profesionalización de sus servicios, su protección laboral, económica y social, representándolos frente a las autoridades ejecutivas y políticas de nuestro país, además de respaldar el trabajo local de las organizaciones bases en cada ciudad donde están constituidas.

Nuestros objetivos se orientan a reconocer el rol social de las Intérpretes y Facilitadores de Lengua de Señas en su contribución histórica al mejoramiento continuo de dichos servicios, desarrollando un trabajo conjunto y armónico con nuestro principal aliado la Federación Nacional de la Comunidad Sorda de Chile y toda aquella organización que busque el mejoramiento continuo de nuestra profesión, nuestro compromiso es también ser facilitadores y articuladores para que cada una de estas estructuras logre cumplir sus propósitos a favor de la Interpretación y Facilitación.

La organización y funcionamiento de nuestra Federación se rige por la Convención Internacional de los Derechos de la Personas con Discapacidad ratificado por el Estado Chileno que estipula contar con Intérpretes Profesionales de Lengua de Señas que aseguren la plena participación e igualdad de oportunidades de las personas sordas en la sociedad.

Aquí podrás encontrar más sobre nuestra Institución. Si te desenvuelves como Intérprete o Facilitador de Lengua de Señas Chilena, participas con las organizaciones de personas sordas activamente y quieres formar parte de FENISCHILE y aún en tu ciudad o región no cuenta con personalidad jurídica te asesoramos gratuitamente cuales son los pasos a seguir y de este modo podrán pertenecer a nuestra Federación Nacional.

“Trabajamos en conjunto con las personas sordas de Chile y pleno respeto”